Magister en Producción Vegetal

BUSSO, Carlos A.
"Dinámica de los nutrientes minerales en un ecosistema de pasto llorón (Eragrostis curvula (Schrad.) Nees.) en la zona semiárida"
Director: Roberto E. Brevedan

RESUMEN
En un cultivo de pasto llorón de la zona semiárida se estudió la variación, a lo largo del año, de la concentración y el contenido de N, P, K, Ca y Mg en la planta, en el suelo y en la atmósfera, y las transferencias anuales de esos nutrientes en los distintos compartimentos del cultivo.
Mensualmente se recogieron muestras de la parte aérea y subterránea. La parte aérea en pie del pasto llorón se separó en tallos y hojas verdes, tallos y hojas secos, panojas verdes y panojas secas. La parte subterránea vegetal, en raíces vivas y raíces muertas.
Muestras de broza simulada se distribuyeron en el cultivo y fueron recogidas cada dos meses. Las muestras de suelo y de raíces fueron extraídas a intervalos de 25 cm hasta un metro de profundidad. El agua de lluvia se recogió periódicamente.
La biomasa de la parte aérea total tuvo un crecimiento de tipo sigmoide con un mínimo en setiembre (45 kg ha-1) y un máximo en julio (6418 kg ha-1). La biomasa de la parte subterránea total extraída hasta un metro de profundidad a lo largo del año fue un 127% mayor que la de la parte aérea. Las mayores tasas de productividad primaria neta aérea y subterránea se registraron durante la primavera.
La concentración de N, P, K yMg en los diferentes compartimentos de la parte aérea en pie fue mayor en los tejidos jóvenes, por lo que la parte aérea en pie tuvo la mayor concentración de esos nutrientes a principios de la primavera y la menor a mediados del invierno, oscilando los valores entre 1,84 y 0,27% para N, 0,32 y 0,04% para P, 0,99 y 0,10% para K y 0,18 y 0,07% para Mg. La composición en Ca de los tallos y hojas verdes y secos varió en forma irregular a lo largo del año en alrededor de 0,20%. La broza alcanzó su mayor porcentaje de N en el mes de febrero (0,51%).
A lo largo del año las concentraciones máximas y mínimas de N, P, K, Ca y Mg en las raíces vivas obtenidas de los 0 a 100 cm fueron: 1,12 y 0,65, 0,23 y 0,10, 0,44 y 0,24, 0,79 y 0,24 y 0,76 y 0,09%,respectivamente. Las concentraciones máximas de N se tuvieron desde fines de otoño a principios de primavera; de P, a mediados de primavera y fines de verano, y de K en otoño.
Los porcentajes más alto y más bajo de N, P, K, Ca y Mg registrados durante el año en las raíces muertas extraídas hasta 100 cm de profundidad fueron: 1,88 y 1,20, 0,18 y 0,10, 0,32 y 0,18, 0,83 y 0,41 y 0,56 y 0,15%, respectivamente. La concentración más elevada de N en las raíces muertas se produjo en otoño e invierno, y la de Ca y Mg tanto en raíces vivas como muertas, a mediados de la primavera.
En cada una de las profundidades estudiadas, las raíces muertas tuvieron una mayor concentración de N y de Ca que las raíces vivas, no así para el K cuya concentración fue mayor en las raíces vivas. La concentración de P y de Mg en las raíces vivas y muertas varió irregularmente a lo largo del año. En general la concentración de N, P, K, y Mg de las raíces vivas y muertas, y la de Ca de las raíces vivas, fue mayor a la menor profundidad.
El sistema radicular total tuvo una mayor concentración de Ca y de Mg que la parte aérea en pie a lo largo del año. La concentración de N, P y K en la parte aérea en pie fue mayor que en la parte subterránea total desde la iniciación del ciclo de crecimiento del cultivo hasta fines del primer tercio de la primavera para N, fines de verano para P y principios de otoño para K.
La concentración de N total del suelo fue mayor en las muestras obtenidas a menor profundidad. En general, una situación similar se observó para el P y el K. La concentración de Ca y de Mg en el suelo varió irregularmente a lo largo del año con el incremento de la profundidad.
El contenido de N, P. K, Ca y Mg de los tallos y hojas verdes fue mayor que el correspondiente a los otros compartimentos de la parte aérea de la planta desde principios de la primavera hasta mediados de otoño, y los valores máximos en el compartimento antes citado fueron en enero (14,47 kg ha-1), enero (3,36 kg ha-1), marzo (12,78 kg ha-1 ), abril (5,96 kg ha-1 ) y marzo (3,78 kg ha-1) para N, P, K, Ca y Mg, respectivamente. Las raíces vivas y muertas obtenidas desde los primeros 25 cm desde el nivel del suelo tuvieron un mayor contenido de nutrientes minerales que las extraídas de mayor profundidad. El contenido promedio anual de N, P, K, Ca y Mg en la parte subterránea total fue de 119,0; 12,9; 25,9; 45,2 y 32,8 kg ha-1 , respectivamente. Más de un 75% del contenido de N, P, K, Ca y Mg del pasto llorón estuvo en las raíces.
La absorción anual de N (215,8 kg ha-1 ), P (19,8 kg ha-1), K (36,5 kg ha-1), Ca (80,2 kg ha-1) y Mg (47,7 kg ha-1) por el pasto llorón fue repuesta al suelo al cabo de un año, casi exclusivamente a través de la descomposición de las raíces. Entre un 6 y un 9% del requerimiento anual de N (42,24 kg ha-1); P (9,08 kg ha-1);K (31,01 kg ha-1);Ca (13,23 kg ha-1) y Mg (8,91 kg ha-1) del pasto llorón para la producción de follaje, permaneció como tallosy hojas verdes hacia el final de la estación de crecimiento del cultivo. El resto fue transferido hacia el compartimento tallos y hojas secos o movilizado hacia las raíces. La mayor movilización hacia el sistema radical se observó para el K (21,83 kg ha-1 año-1). Menos de un 30% de la cantidad anual de N, P, K, Ca y Mg transferida al compartimento tallos y hojas secos se depositó sobre el suelo como broza.

Datos de Contacto

E-mails institucionales:

Secretaría E1
(Díaz, Silvia)
(Gonzalez, Viviana)

Institucional
(Gonzalez, Viviana)

Enlaces de Interés

  Departamento de Agronomía
Volver